Thursday, May 18, 2006

La segunda estrella a la derecha

Tengo un amigo que tenía sueños, y esos sueños se perdieron en una habitación verde. Es lo que tiene el verde, actúa como un trapo mojado al que se estira hasta dar de si y pierdes toda capacidad limitándote a existir. Pero siempre queda una ventana, una ventana cerrada que da a una calle llena de gente joven, un parque y coches que van de arriba abajo escapando de cualquier lugar. La suerte que juega su partida le raciona la libertad. Pero yo sé que retomará las riendas de su vida y ese día será más libre de lo que nadie pueda soñar y hará girar el mundo bajo sus pies.
Me gustaría saber si mi amigo llora, para comprender que la esperanza a veces apaga la luz para dormir y en esos momentos en que la vela parpadea a punto de apagarse abrir la ventana para que los sueños vuelen.

Wednesday, May 03, 2006

y, a pesar de todo prefiero que me odies a que me olvides.

Soy egoísta
A veces desconecto mentalmente cuando alguien lleva largo rato hablándome, aunque sea algo importante.
Doy demasiadas vueltas a todo.
Siempre me pido el mejor lado de la cama y casi toda la manta.
Apago las luces cinco segundos antes de que mi hermana vaya a prepararse para dormir por fastidiarle.
Le despierto sólo porque me molesta su respiración cuando duerme.
Tiendo a analizar a las personas.
Soy rencorosa.
Siempre espero lo peor de los demás.
Tengo miedo al fracaso.
Vaga.
Me estreso con la misma facilidad que me cabreo.
Pongo morritos cuando dibujo.
Me da miedo que alguien me quiera porque no puedo quererme a mi misma.
Cuando estoy nerviosa arraso con la nevera (lo que suele ser bastante frecuente)
Lloro por tonterías y luego entro en shock cuando tengo verdaderas razones
No me entiendo.
Hago daño a las personas que son más importantes para mí.
Tengo un monotema que es bellas artes, porque soy bastante ignorante en muchos aspectos.
Quiero tener siempre la razón.
Desordenada.
Canto mal, incluso bajo la ducha
Me doy cuenta de cuanto necesito algo cuando lo pierdo.
Impulsiva.
Nunca me tapo la boca cuando bostezo.
Cometo muchas faltas de ortografía.
Tengo poca paciencia
Soy bastante infantil
Celosa
No se pronunciar la letra R.
Muy dramática.
No me gusto físicamente y no tengo fuerza de voluntad para cambiar.
Siempre pido perdón como si fuera suficiente a mis meteduras de pata.
No encuentro respuestas para esa carta.

Wednesday, April 12, 2006

LA PRINCESA Y EL ENANO

Había una vez una princesa que vivía en un palacio muy grande. El día en que cumplía trece años hubo una gran fiesta, con trapecistas, magos, payasos..... Pero la princesa se aburría. Entonces, apareció un enano, un enano muy feo que daba brincos y hacía piruetas en el aire. El enano fue todo un acontecimiento.
Bravo, Bravo, decía la princesa aplaudiendo y sin dejar de reír, y el enano, contagiado de su alegría, saltaba y saltaba, hasta que cayó al suelo rendido. "Sigue saltando, por favor" dijo la princesa. Pero el enano ya no podía más. La princesa se puso triste y se retiró a sus aposentos.....
Al rato, el enano, orgulloso de haber agradado a la princesa, decidió ir a buscarla, convencido de que ella se iría a vivir con él al bosque. "Ella no es feliz aquí" pensaba el enano. "Yo la cuidaré y la haré reír siempre". El enano recorrió el palacio, buscando la habitación de la princesa, pero al llegar a uno de los salones vio algo horrible. Ante él había un monstruo que lo miraba con ojos torcidos y sanguinolentos, con unas manos peludas y unos pies enormes. El enano quiso morirse cuando se dio cuenta de que aquel monstruo era él mismo, reflejado en un espejo. En ese momento entró la princesa con su séquito.
"Ah estas aquí, qué bien, baila otra vez para mí, por favor". Pero el enano estaba tirado en el suelo y no se movía. El médico de la corte se acercó a él y le tomó el pulso. "Ya no bailará más para vos, princesa" le dijo. "¿Por qué?" preguntó la princesa. "Porque se le ha roto el corazón". Y la princesa contestó: "De ahora en adelante, que todos los que vengan a palacio no tengan corazon"

Sunday, April 09, 2006

Un charco en el camino

Lanzarse a la piscina de besos con sabor a menta. Probar sus “te quiero” precipitados sin que mis pies toquen fondo. Mantenerme a flote por miedo a sumergirme. No saber darlo todo a la primera. Esperar, pausa, olvidarme de respirar y volver a empezar.
Enfadarme con esa parte de mi que no me deja vivir el momento. Perder el instante detrás de las preocupaciones. Y otra vez los pedazos rotos del espejo que reflejan el tiempo muerto del reloj.

Tuesday, February 28, 2006

Crucifisión de ejecutivos en la Plaza La Virgen

-No se…
-Vamos Bea, vente, no todos los días se crucifica un amigo…
Y que fácil es convencer a Bea. Lo que no fue tan fácil de convencer fue a la policía… más que nada porque a esos se la rempampimfla:
- baaaah, vosotros hacer lo que queráis… eso si, a partir de las nueve que se termina nuestro turno (es decir, a partir de las nueve en la plaza de la virgen esta permitido chutar de una patada las abuelas que salen de misa, que viene muy bien para el estrés).
Hay que decir que los pobres estaban muy ocupados manteniendo una fuerte discusión con unos jóvenes futuros delincuentes. Aquí Bea juega un papel muy importante en la historia, ya que la conversación viene reproducida gracias a su perfecto arte de la lectura de boca:
-Niño: no, no y no (es que la conversación había empezado antes de que llegáramos)
-Policía: mira niñato no me toques los webos: o te pones de portero o no juego y además te quito la pelota.
-Niño: desde luego, no vuelvo a jugar con los polis que no son legales.
Pero lo importante es que conseguimos el permiso para que Josevi desfilara calle arriba calle abajo con un armani atado a una cruz enorme. (él vestido con el armani y atado a la cruz no el armani atado a la cruz) Eso si, con glamour: cruz Dorada de ensueño melena al viento y barba de metrosexual. El y Pablo desfilaban con confianza… se comían la plaza, nada se interponía entre ellos y la pasarela (salvo chihuahuas y caniches pero con otra patada como las abuelas estaba solucionado). La magia del ambiente solo era interrumpida por dos marujas descojonandose con el chiste del gorrión (ejem ejem: esto es un motorista que va por la carretera y Baaaaaam toma ostia¡¡¡ “¡dios! ¡un gorrión¡, esta inconsciente. Lo llevaré a mi casa para cuidarlo”. Dicho y hecho el tipo de culo prieto, aunque esto no es parte del chiste sino de mi imaginación, lo mete en una jaula y tiernamente le pone unas miguitas de pan y un poco de agua y se va… ¿Dónde? No se, es un chiste… a lo mejor a un club de alterne… ¿Quién sabe?. En fin, el gorrión después del ostión se despierta mareao y abre un ojillo... aiiii, se queja el pobre. Abre el otro ojo, aiiiii cambia de color. observa a su alrededor. "ostia, ostia … ¡¡¡¡que me he cargao el de la moto¡¡¡"). Menos mal que en la grabación del performance, (porque eso es lo que era, mis amigos no se crucifican por nada) pusieron música de fondo… por que con nosotras dos venga la risa… eso no era serio…
Pero he de decir que fue un dia importante, de compartir: Tu me das una sonrisa, yo te doy mi bocadillo de perro… ¡¡¡ ostia, si, perro¡¡¡ y esta de puta madre.

Sunday, February 12, 2006

Wednesday, January 25, 2006

Manías

Se puede decir que soy una maniática del desorden ¡¡¡Odio que todo este en su sitio!!! Vamos, que si no hay un calcetín tirado en el suelo de mi habitación, no soy feliz. Pero de colores, no un calcetín soso negro e indiferente…¡Ah¡ y con la suela desgastada “¡¡¡¿Cuántas veces te e dicho que no vayas descalza¡¡¡???”.
Que no me sirve la excusa de: “te vas a constipar”, “te vas a clavar algo”, “te vas a limpiar tú los calcetines que los tienes negros de andar descalza”, “Que me da igual que solo hayas usado las medias para atracar un banco, o a su sitio o al cubo de la limpieza”… en cuestión de orden debí quedarme en los seis años. De vez en cuando meto la cabeza en el armario de mi hermana y lo revuelvo todo un poco, desventajas de dormir con un desorden compulsivo. Lo raro es que me gusta ordenar las cosas, hacer limpieza general… un orden desastrado, si, pero limpio.
Suelo poner más espaguetis de los que tocan a hervir por que una manía conocida es mi faceta de pegarlos en la pared. Que dice Arguiñano que si se pegan y quedan “agarraus” es que están bien hechos… nada que ver con que los tire cinco veces contra la misma pared o que intente hacer telas de araña. El que inventó los espaguetis debía ser hijo frustrado del que creó la norma de: “con la comida no se juega”…
Manía de subrayar los libros con lápiz (Bea, seguro que lo has sufrido) así luego, al releerlos tengo ideas para dibujar… pero me revienta que otras personas rayen sus libros.
¡¡¡los lapices sin punta¡¡¡ Dios no se puede dibujar ni escribir con un lapiz sin punta¡¡¡¡
Escondo los cigarrillos a mi madre ¡¡¡odio el tabaco!!! A veces soy un poco exagerada… pero me fastidia que la gente se autodestruya.
Manía de dormir con la palestina, me molesta la luz y la uso para taparme, duermo con la manta hasta las orejas y la palestina tapando toda la cabeza y asomando la nariz, aunque eso más que una manía es una paranoia… ¡¡me ahogoooo¡¡¡

Bueno, no se como funciona exactamente esto del Meme, pero voy a intentarlo… quiero que busquéis en la página treinta del libro que os estéis leyendo ahora y miréis la línea numero siete y hagáis una historia paralela con esa frase… (No se si exactamente tenia que haberos puesto otra encuesta o si tengo que contestar a mi propio meme) En fin yo se lo paso a mi niña sin rumbo… que aunque esté ahora un poco atareada con tanto examen espero que se entretenga un momentillo...
También se lo mando a marina, porque se supone que tenia que haberlo hecho hace tiempo. Y ya que estamos a Eride que últimamente nos tenemos abandonadas.
(Paula no te lo envio que tu no lees pero si quieres sorprenderme adelante)
ahhh¡¡¡ y a la luna que no crece, Kriss, no vale el kamasutra.